Alzar la voz

Alzar la voz

Decía Martín Lhuter King: “Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces; pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir como hermanos”

No hemos aprendido a respetar nuestras diferencias y nuestras discrepancias, a entender que nuestra razón aumenta con el respeto profundo al razonamiento de otro. Vivimos tan deprisa, de una forma tan teledirigida y con tanta voracidad, que nos asusta salir del mundo individual para acercarnos al mundo colectivo.

Pero de vez en cuando y de una forma efímera algo azota nuestras individualistas conciencias y nos revuelve y destapa, aunque sólo sea durante unas horas, para transformar nuestra desolación y tristeza en rabia y rechazo.

Lo ocurrido en Paris es una triste muestra más de ello, algo que remueve la conciencia colectiva y nos hace plantearnos hacia dónde vamos, hasta dónde llegamos y a mi, personalmente, me plantea serias dudas sobre nuestro tan cacareado avance y evolución.

La defensa de la libertad de expresión y de la justicia social cobra hoy una importancia vital. Garantizar la convivencia pacifica y próspera de todos y todas, sin excepción, ni condición, y promulgar el respeto activo es una tarea que debemos asumir con responsabilidad.

No se antoja fácil el cronograma de acciones en una sociedad que tiende más a la vida de caparazón individual, que a la de una sociedad madura y solidaria capaz de aprender a vivir -como decía Martín Lhuter King-, como hermanos.

Pero a buen seguro merece la pena el esfuerzo; el esfuerzo de alzar la voz sin mirar nuestras diferencias, de actuar juntos sin dejar a nadie atrás y condenar los hechos. Pero que lo ocurrido no sirva para aumentar el miedo, sino para aumentar nuestra motivación.

Una lección de motivación que nos han dado en la portada del último número de Charlie Hebdo, empieza el dibujante Luz su portada con la frase: “todo está perdonado”, y tras el trágico atentado fundamentalista vemos como con humor, inteligencia y humanidad es más fácil conseguir cambios que con metralletas.

 

Acabo con otra cita de Lhuther King que invita a la reflexión y a la acción por el cambio, a no quedarnos en silencio, puesto que como decía él: “Nuestra generación no se habrá lamentado tanto de los crímenes de los perversos, como del estremecedor silencio de los bondadosos”;  así que no nos callemos, “alzar la voz, es conseguir cambiar”.

Share the Post

Comments

No comment yet.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

15 − Ocho =

Alzar la voz

El Ayuntamiento de Torrent, siguiendo con su compromiso para fomentar y ofrecer el empleo entre los jóvenes, ha presentado la propuesta para participar en los programas EMCUJU Y EMPUJU, convocados por el SERVEF. Las dos iniciativas están dirigidas a jóvenes de hasta 30 años, pero con la diferencia de que la primera está dirigida a aquellos que cuentan con una cualificación profesional reconocida por el sistema de formación profesional para el empleo o del sistema educativo; y la segunda a jóvenes desempleados en general. Con ambos proyectos se contratará a 11 jóvenes torrentinos en situación de desempleo durante un periodo de 12 meses. Estos dos programas están cofinanciados por el Fondo Social Europeo y la Iniciativa de Empleo Juvenil a través del Programa Operativo de Empleo Juvenil para el período 2014-2020. Las titulaciones ofertadas son: dos puestos para grado en Trabajo Social, dos para Grado ADE o Economía o Finanzas y Contabilidad, dos para C.F.G.M. Gestión Administrativa; uno para C.F.G.S. Administración y Finanzas, Marketing y Publicidad o Gestión de Ventas y Espacios Comerciales; uno para el Grado en Ingeniería Civil o Ingeniería en Obras Públicas; y por último una persona con el Grado en Información y Documentación. Igualmente se ofrecen tres puestos de peón de pintor para trabajar en el mantenimiento de mobiliario urbano e instalaciones municipales.  El presupuesto total de los dos programas es de 269.150,45 €, de los cuales el ayuntamiento aporta 91.823,45 €. El resto está subvencionado por el SERVEF. El concejal de Gestión de Recursos, Andrés Campos, ha destacado la importancia de estos dos proyectos “puesto que se trata de una apuesta por ayudar a los jóvenes de nuestra ciudad, un sector que se ha visto muy afectado por el problema del paro y al cual le es difícil iniciarse en el mundo laboral”.   Mayores de 55 años El consistorio también va a ofrecer empleo a los parados mayores de 55 años a través de Plan de Empleo de la Diputación de Valencia y que cuenta con 148.420 € de presupuesto. Con esta iniciativa se crearán 20 contrataciones de oficiales y peones en albañería, pintura y jardinería, con un contrato de tres meses, y que se realizarán a lo largo de los meses de junio y julio. Entre los programas dirigidas a los jóvenes y a los mayores de 55 años, se contratarán un total de 31 personas desempleadas. Esto se suma a las medidas realizadas durante el año pasado con las que se consiguió que más de 380 personas pudieran disfrutar de un puesto de trabajo. Unas cifras muy positivas que “superan las expectativas y muestran el cumplimiento del equipo de gobierno en nuestro compromiso con la creación de puestos de trabajo”, ha señalado el alcalde Jesús Ros. De igual manera, Ros ha señalado que al finalizar la legislatura “conseguiremos ofrecer empleo a más de 700 personas”.