Juego de Tronos

Juego de Tronos

La política es como un juego de tronos. La gente, cada día más, entiende que la política es un equilibrio de familias disputando y anhelando acumular poder y olvidándose del servicio a la ciudadanía.

Haciendo un símil con la popular obra de George R.R. Martín, las traiciones y luchas de poder por ocupar el trono de hierro, dan pie a un sin fin de luchas abiertas entre diferentes señoríos. Luchas que como siempre, libran y padecen los plebeyos (el pueblo), que ven como la codicia y ambición de unos pocos les somete a las más terribles guerras y épocas de hambruna, sin miramientos y sin ser importantes para nadie.

La obra es una ficción, pero describe perfectamente como las guerras entre poderosos no sirven para más intereses que el de unos pocos, y consiguen abrir tantas fisuras entre pueblos hermanos que cuando tienen que combatir una amenaza común, como son “los Caballeros Blancos”, están diezmados y muy divididos para llegar al éxito.

El fin justifica los medios, y amparándose en ese axioma todo vale para acumular poder y dinero. Salvando la enorme distancia del tiempo y de la ficción que narra George R.R.Martín en Games of Thrones, la ciudadanía actual empieza a percibir en la política y en los políticos que el fin no son los ciudadanos/as, y que sus guerras internas por acumular poder, más allá de las promesas de cambio y regeneración, son para conseguir tronos que consoliden ambiciones personales y no anhelos colectivos.

Algo va mal cuando un mensaje simplista, pero cargado de argumentos, conecta con mucha gente en poco tiempo, como es el de la casta política. Algo va mal cuando los ciudadanos ven en la política un problema y no la solución.  Algo va mal cuando la corrupción, venga de donde venga, es noticia diaria. Algo va mal cuando los ciudadanos -ya sin estar sujetos a ningún señorío feudal- siguen percibiendo que el fin es la ambición personal de los poderosos/as, y no como dice mi amigo Alfred: “cada ciudadano es un fin en sí mismo”. Algo va mal cuando no se entiende que la legitimidad de las decisiones es  mayor cuando más participación tienen los ciudadanos/as, que la política es un pacto diario con las personas y no un cartel fulgurante cada 4 años, que la acumulación de los cargos es un despropósito y que los cargos electos deben ser temporales y no eternos.

Algo va mal, y tengo claro que tenemos que cambiarlo todos juntos, da igual que seas un Stark, un Lannister o un Baratheon (apellidos de las familias en la obra Juego de tronos), el caso es que, para defender el muro de los caballeros blancos, es decir, para defender los intereses comunes y que cada ciudadano sea un fin en sí mismo y para recuperar el poder público, solo cuenta una cosa, tú.

septiembre 3, 2014 / Tags: , , ,

Share the Post

Comments

No comment yet.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

5 × cinco =

Juego de Tronos

El Ayuntamiento de Torrent, siguiendo con su compromiso para fomentar y ofrecer el empleo entre los jóvenes, ha presentado la propuesta para participar en los programas EMCUJU Y EMPUJU, convocados por el SERVEF. Las dos iniciativas están dirigidas a jóvenes de hasta 30 años, pero con la diferencia de que la primera está dirigida a aquellos que cuentan con una cualificación profesional reconocida por el sistema de formación profesional para el empleo o del sistema educativo; y la segunda a jóvenes desempleados en general. Con ambos proyectos se contratará a 11 jóvenes torrentinos en situación de desempleo durante un periodo de 12 meses. Estos dos programas están cofinanciados por el Fondo Social Europeo y la Iniciativa de Empleo Juvenil a través del Programa Operativo de Empleo Juvenil para el período 2014-2020. Las titulaciones ofertadas son: dos puestos para grado en Trabajo Social, dos para Grado ADE o Economía o Finanzas y Contabilidad, dos para C.F.G.M. Gestión Administrativa; uno para C.F.G.S. Administración y Finanzas, Marketing y Publicidad o Gestión de Ventas y Espacios Comerciales; uno para el Grado en Ingeniería Civil o Ingeniería en Obras Públicas; y por último una persona con el Grado en Información y Documentación. Igualmente se ofrecen tres puestos de peón de pintor para trabajar en el mantenimiento de mobiliario urbano e instalaciones municipales.  El presupuesto total de los dos programas es de 269.150,45 €, de los cuales el ayuntamiento aporta 91.823,45 €. El resto está subvencionado por el SERVEF. El concejal de Gestión de Recursos, Andrés Campos, ha destacado la importancia de estos dos proyectos “puesto que se trata de una apuesta por ayudar a los jóvenes de nuestra ciudad, un sector que se ha visto muy afectado por el problema del paro y al cual le es difícil iniciarse en el mundo laboral”.   Mayores de 55 años El consistorio también va a ofrecer empleo a los parados mayores de 55 años a través de Plan de Empleo de la Diputación de Valencia y que cuenta con 148.420 € de presupuesto. Con esta iniciativa se crearán 20 contrataciones de oficiales y peones en albañería, pintura y jardinería, con un contrato de tres meses, y que se realizarán a lo largo de los meses de junio y julio. Entre los programas dirigidas a los jóvenes y a los mayores de 55 años, se contratarán un total de 31 personas desempleadas. Esto se suma a las medidas realizadas durante el año pasado con las que se consiguió que más de 380 personas pudieran disfrutar de un puesto de trabajo. Unas cifras muy positivas que “superan las expectativas y muestran el cumplimiento del equipo de gobierno en nuestro compromiso con la creación de puestos de trabajo”, ha señalado el alcalde Jesús Ros. De igual manera, Ros ha señalado que al finalizar la legislatura “conseguiremos ofrecer empleo a más de 700 personas”.