HTML5 Video Post

Nam eget tristique nisl. Donec urna mauris, dictum ac gravida sit amet, facilisis nec elit. Duis purus neque, porttitor eget lectus ut, placerat pulvinar libero. Maecenas vitae placerat lectus. Praesent porttitor eget est ac posuere. Aliquam eu felis at lorem pellentesque porta a vitae diam. Nullam vestibulum ante tellus, sed ornare magna sodales id. Nulla condimentum eros nisl, ut pulvinar nulla egestas sed. Phasellus eget vehicula massa.

Phasellus sodales purus ornare pharetra sagittis. Aliquam nec laoreet dolor, in pretium orci. In nisl ligula, pulvinar sagittis pulvinar at, volutpat vel lacus. Morbi quis odio in justo congue dapibus eget vel quam. Nullam eget volutpat sapien, quis porta est. Maecenas egestas enim tempus dui aliquam hendrerit. Vestibulum ante ipsum primis in faucibus orci luctus et ultrices posuere cubilia Curae; Nunc rutrum imperdiet justo quis rutrum.

Aliquam erat volutpat. Donec vitae nibh vestibulum, fermentum lacus a, congue tortor. Aenean elementum risus quis erat ullamcorper, eget lacinia massa euismod. Fusce ut velit eget mi vulputate pulvinar a eget nibh. Nam eu pharetra eros, eu lacinia eros. Vestibulum quis pretium sem. Vivamus nec mi risus. Morbi sollicitudin, neque sit amet bibendum viverra, neque quam facilisis arcu, suscipit tristique lectus magna a dolor. Mauris vitae sapien vitae orci tristique dapibus. Cras mauris est, lobortis ac mauris vel, hendrerit ullamcorper tellus. Suspendisse commodo quis dui vel venenatis. Nullam volutpat pretium mattis.

Satisfaction
Our Mission

Praesent a augue ultrices, vestibulum enim in, mollis odio. Integer congue felis sit amet dolor rutrum sollicitudin. Donec eu metus ut dolor lacinia dapibus. Duis quam orci, fermentum a metus nec, tincidunt accumsan diam. Maecenas nec laoreet massa. Praesent vel sapien tortor. Donec id convallis nulla. Cras aliquet non nunc quis laoreet. Vivamus sit amet urna eu tortor commodo vestibulum.

HTML5 Video Post

No es sorprendente el hartazgo de la gente con la política; casos de corrupción, excargos públicos en prisión o a punto de entrar,... Circulan ya  -a modo de burla- memes que indican que las antiguas mayorías absolutas de les Corts se está trasladando a Picassent, algo que aunque el ingenio típico convierte en humor no deja de sonrojar a la gran mayoría de valencianos y valencianas. Pero con este triste panorama no podemos consentir que aquellos y aquellas que confiaron en el cambio se desilusionen. Que cuando nos dieron el mandato de acordar, de coincidir y de gobernar nos pidieron honestidad y responsabilidad, por eso nadie podría entender que viejas formas de política o de oposición se antepongan o que primen las estrategias de partidos o electorales al interés general. La política con mayúscula se hace desde el pacto, desde el acuerdo y desde la búsqueda constante de puntos de encuentro que den soluciones a las personas. En Torrent tenemos grandes retos por delante y en breve una nueva oportunidad de seguir demostrando que los grupos que iniciaron un camino de cambio no piensan en bloqueos sino en avanzar. Estoy convencido que este año, que apenas cuenta con 45 días, consolidará si entre todos sumamos mejoras en muchos ámbitos. Contar con un presupuesto que suponga esa palanca de cambio y que la estrategia de desarrollo urbano sostenible comience a ejecutarse, ya que animar la economía local está en manos de los responsables políticos. Los duros tiempos pasados por ciudadanos y ciudadanas no permiten que proyectos se atrasen o que viejas fórmulas de hacer política entorpezcan el avance de una ciudad o responder a la realidad de nuestros vecinos. Desde el gobierno municipal ya estamos trabajando en esto, en seguir consolidando con la mano tendida al resto de grupos la recuperación local. Estamos trabajando para que la inversión de 11millones de Euros -cofinanciados por Europa- cambie y modernice en buena parte nuestro entorno y nuestros barrios, profundizando en ejes transversales como la reducción de emisiones, la movilidad urbana sostenible, caminar hacia una ciudad inteligente... Nadie nos perdonará que en lugar de hablar de proyectos hablemos de bloqueos, que en lugar de mirar por la realidad de la gente vivamos mirando la endrogaría de los partidos o que para justificar la voz de nuestros órganos internos no oigamos las consecuencias de nuestras acciones y las quejas de nuestros vecinos y vecinas. El camino es el acuerdo y el encuentro, pero esto se consigue teniendo claro que el fin son las personas y sus intereses presentes y futuros, si esto lo conseguimos no habrá excusas para que los que más deben callar vuelvan a hablar.